Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

lunes, 10 de abril de 2017

Antonio, apedreado por Cristo.

Beato Antonio Neyrot, dominico mártir. 10 de abril y 29 de agosto (traslación de las reliquias).

Nació a inicios del siglo XV, y a mediados del mismo siglo tomó el hábito dominico en la ciudad de Florencia, en el convento fundado por San Antonino (10 de mayo). Fue ordenado presbítero en poco tiempo, y se le encomendó la predicación. 

Fue enviado por sus superiores a Sicilia a predicar una misión, y estando de regreso su barco fue asaltado por piratas berberiscos, apresado y llevado a Túnez. Allí fue esclavizado y por miedo a la muerte y para ser liberado, renunció a la fe cristiana y se casó con una musulmana, y llegó incluso a comenzar una traducción del Corán al dialecto piamontés. A los cuatro meses, se le apareció San Antonino con semblante triste lleno de arrepentimiento, reniega de su nueva fe y se pone su hábito de religioso. Aprovechando el regreso del rey de Túnez de una expedición y que el puerto estaba lleno de personas, Antonio se fue allí y renegó públicamente del Islam, arrepentido, y predicó a Cristo a los presentes. El rey intentó hacerle cambiar de parecer, y como no lo logró, lo encerró en la cárcel. Allí le torturaron, pero confortado con la meditación en la Pasión de Cristo, todo lo soportaba. Algunos cristianos le hicieron llegar buena comida, pero él lo dio a los otros presos, bastándole con pan y agua.

A los 5 días le dieron una segunda oportunidad para arrepentirse, y como se negó a traicionar a Cristo una vez más, fue condenado a ser lapidado. Así murió, apedreado el 10 de abril de 1460, Jueves Santo. Los musulmanes luego le despedazaron e intentaron quemar el cuerpo, pero no encendía, así que lo vendieron a unos comerciantes portugueses que habían visto el martirio y se habían informado de quien era. Estos lo tomaron con reverencia y lo conservaron hasta que el 29 de agosto de 1469 entraron triunfalmente las reliquias en Rívoli, patria del mártir. Su culto fue espontáneo y pronto se hizo gran fiesta, aprobándolo el papa Clemente XIII, aunque hoy está casi olvidado, aunque la Orden dominica aún lo tiene como memoria libre.


A 10 de abril además se celebra a
Santa Hulda, profetisa.
San Macario de Gante, obispo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html