Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

sábado, 25 de marzo de 2017

San Quirino, de Roma a Baviera.

San Quirino de Tegernsee, mártir. 25 de marzo y 16 de junio (traslación de las reliquias).

San Quirino.
Abadía de Tegernsee.
En 765 el papa San Zacarías (3, 15 y 22 de marzo) donó las reliquias de un santo llamado Quirino al monasterio benedictino El Salvador, Tegernsee. Dichas reliquias provenían de las catacumbas de San Ponciano (13 de agosto). Su culto pronto se extendió, aún en fechas tempranas por la zona de Baviera. Sobre él nada se sabe, pues la primera "passio", por supuesto inventada, data de 1170. Según esta, es el mismo santo que aparece mencionado en el martirologio pseudojeronimiano "Romæ, sancti Cyri", 24 de marzo, pero eso es imposible de probar. La "vita" también dice que Quirino era hijo del emperador Filipo "el Árabe", y habría sido martirizado el 25 de marzo de 269 por su fe cristiana imperando Claudio II, siendo decapitado, arrojado al Tíber. Su cuerpo fue depositado por las aguas en la isla tiberina y luego sepultado nada menos que por Santos Mario y Marta de Persia (19 de enero), que se hallaban en peregrinación en Roma. en dicha catacumba. 

Sobre su traslación también hay varias leyendas, como que unos curiosos abrieron el relicario para ver los huesos, y se les quemaron los dedos. Otra dice que en el último descanso que hizo la comitiva justo antes de llegar al monasterio brotó una fuente de aguas milagrosas. Y una tercera narra que al ser enterrado en Tegernsee, se vio brotar sangre de los huesos. Un aceite que en 1430 comenzó a brotar a la orilla del lago Bad Wiessee, con propiedades curativas, fue llamado "óleo de San Quirino". Es invocado contra la peste, la ceguera y el dolor de oídos.


A 25 de marzo además se celebra a 
San Pedro Fórmica, mercedario.
San Dimas el Buen Ladrón.

viernes, 24 de marzo de 2017

Donard, un toro le llevó a Cristo.

San Donard (o Domangard) de Maghera, ermitaño. 24 de marzo.

Cuando San Patricio (17 de marzo) y su santa comitiva llegaron a Irlanda, acamparon en las tierras del jefe local, el fiero Donard y su familia. Envió Patricio a uno de sus servidores a Donard, para pedirle algo de comer para la comitiva. Este dijo al mensajero que podía tomar un toro que tenía en el campo, y llevarlo "al clérigo". Por supuesto, esto era una burla, pues se trataba de un animal bravísimo y era imposible agarrarlo aún para 20 hombres. Allá fue el servidor del santo y detrás Donard y su familia, dispuestos a pasar un buen rato de risas. El criado de San Patricio llegó al campo y al acercarse al toro, este se abalanzó sobre él y casi le mata. Donard y los suyos se burlaron mientras le veían correr por todo el campo.

Llegó el hombre adonde Patricio y le expuso lo sucedido. El santo entonces respondió: "Como Donard te ha dado permiso para conducir a casa al toro, toma esta cuerda contigo, y tan pronto como vayas al lugar donde está el toro, él pondrá su cabeza en ella, y entonces te seguirá mansamente". Y así fue, el hombre confiado en su maestro se fue al campo y estando delante del toro, le tendió el cabestro y el animal se aproximó y metió su potente cabeza por el lazo. Luego el sirviente echó a andar, y el toro le siguió. Cuando llegó a donde estaban todos, Patricio dio gracias a Dios, mandó matar el toro y todos tuvieron comida durante mucho tiempo. Al día siguiente Donard echó de menos a su toro y sabiendo que los de San Patricio se habían comido el toro, juró y perjuró venganza, así como desterrarles de sus tierras. Alcanzó al santo acompañado de los suyos y le acusó de permitir el robo de su toro, jurando por su honor que no lo había regalado de veras. Entonces San Patricio le dijo: "Pues bien, si por tu honor lo juras, entonces volverás a tener tu toro", y juntando los huesos, la piel y los tendones, Patricio pronunció una oración, y el animal se formó de nuevo y resucitó en toda su fiereza. En aquel sitio luego se construiría la iglesia de Maagherawe. 

Por supuesto que al ver semejante prodigio, Donard se arrepintió y, creyendo en el Dios que predicaba San Patricio, pidió el bautismo junto a toda su familia. De fiero jefe pasó a ser discípulo del santo. Dejó su puesto de líder, sus aficiones y se dedicó al estudio de la Escritura. Comenzó a ayunar y hacer oración hasta que su conversión le llevó a la soledad de la montaña más alta de Irlanda, donde vivió pobremente para siempre. El sitio donde se estableció se convirtió en un sitio de culto y peregrinación, y más de una vez el santo apareció a peregrinos para advertirles de los peligros en el ascenso a su morada. En Maghera tuvo una iglesia dedicada, arrasada por los ingleses, aunque la parroquia anglicana lleva su nombre aún. Algunas versiones le hacen obispo, pero no hay nada claro.


Fuentes:
-"Vidas de los santos irlandeses". O'Hanlon. C O’HANLON. C.
-http://omniumsanctorumhibernae.blogspot.com.es


A 24 de marzo además se celebra a
Santa Hildelith de Barking, viuda y abadesa. 
San Simoncito de Trento, niño mártir.

NOVEDAD

MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

AHORA REBAJADO DE PRECIO.

jueves, 23 de marzo de 2017

Santos Mártires de Cartago.

Santos Victoriano, Liberato, y compañeros mártires de Cartago. 23 de marzo.


San Liberato.
Era Victoriano procónsul de Cartago y uno de los hombres más ricos del norte de África. Su fe cristiana era firmísima, por eso, cuando Hunerico cambió su fe católica por la arriana, no quiso tener un alto cargo como el procónsul de fe católica e instó a Victoriano que cambiara de fe, confesando que Cristo no era Dios. Victoriano respondió: "Nada puede separarme de la fe y el amor de Nuestro Señor Jesucristo. En la confianza que tengo en un maestro tan poderoso, estoy dispuesto a sufrir todo tipo de tormentos en lugar de consentir la impiedad arriana. Podrás exponerme a las bestias salvajes o torturarme, pero nunca me obligarás a abandonar la Iglesia Católica en la que fui bautizado". Esta respuesta exasperó tanto al tirano que hizo que el santo sufriera crueles tormentos, que Victoriano soportó con coraje, para finalmente alcanzar la corona del martirio.

Fueron apresados también en Tambala dos hermanos. Les colgaron por las muñecas, mientras pendían grandes pesos de sus pies. Uno de ellos cedió y clamó libertad a cambio de renegar de Cristo, pero su hermano le dijo: "No lo hagas, hermano, o te acusaré ante el tribunal de Cristo, pues, ¿acaso no hemos jurado sobre Su Cuerpo y Sangre sufrir juntos por Él?" Y con estas palabras el hermano débil se confortó, por lo cual confesó nuevamente a Cristo. Los vándalos, enfurecidos, les aplicaron hierros candentes en los costados, tormento en el cual expiraron ambos hermanos.

También padecieron dos mercaderes catagineses, ambos llamados Frumencio. Habían vendido todos sus bienes en favor de los pobres y siguieron a Cristo hasta el martirio.

Había entre los prisioneros un médico de Cartago llamado Liberato, que junto a su mujer e hijos fue exiliado. Fueron ambos esposos separados en la prisión, mientras que la mujer decía al marido: "No pienses más en tus hijos, Jesucristo lo guardará". Los arrianos dijeron a la mujer "Tu marido se ha sometido a las órdenes del rey, cede tú también y seréis libres". Quiso ella ver a Liberato para ver si era cierto. Al entrar en su celda y reprocharle su pecado, el marido le dijo "Os han engañado, oh esposa mía, nunca he renunciado a mi fe". Ambos fueron martirizados con los anteriores mártires en este día del año 484.


Fuente
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.


A 23 de marzo además se celebra a
San Nicon de Sicilia y compañeros mártires.
San José Oriol, presbítero.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Tomás de Lancaster ¡Beato!

Beato Tomás Plantagenet de Lancaster, conde mártir. 22 de marzo.

Vamos a los tiempos de Eduardo II de Inglaterra (no confundir con San Eduardo II de Northumbria). Este rey tenía un favorito, amante al parecer, llamado Piers de Gaveston, que había sido desterrado por el rey Eduardo I. Cuando Eduardo II subió al trono, olvidó las encomiendas de su padre, que consistían en colaborar con la Cruzada, conquistar Escocia y no acoger nuevamente a Piers. Así, hizo todo lo contrario: llamar a su favorito junto a sí, y nombrarlo conde de Cornualles, despidió a funcionarios que se le oponían, y al obispo de Coventry, lo arrojó a la cárcel con la falsa acusación de ladrón. Además, el dinero que debía destinarse a la Cruzada, Eduardo lo dio a su amante, al cual casó con su sobrina Margarita. Pero el colmo llegó cuando Eduardo se fue a Francia a casarse con la princesa Isabel y dejó como regente ¡a Gaveston! 

El parlamento estalló en ira, que se acentuó cuando Eduardo puso a Gaveston a su derecha al ser coronado rey. Tres días después de la ceremonia de coronación el parlamento "invitó" al nuevo rey a despedir a Gaveston, "alertándole" de los graves sucesos de desobediencia que podían sucederse si permanecía en Inglaterra y dando ese escándalo. Eduardo no tuvo más remedio que obedecer y mandó a su íntimo amigo a Irlanda ¡como su virrey!, y además, le despidió con gran solemnidad en Bristol. Pero al poco tiempo Eduardo comenzó a luchar por el regreso de Gaveston, apeló al papa Clemente V, amigo personal del rey, y a algunos obispos. Finalmente, pudo Gaveston lograr su regreso a cambio de un juramento de buen comportamiento. 

Pero poco tiempo duraron las buenas intenciones, pronto Gaveston mostró su influencia perversa sobre el rey Eduardo II. Dinero malgastado, mal ejemplo, escándalo… por ello, algunos barones del reino se negaron a asistir al parlamento y presentarse ante el rey. Entre ellos estaba nuestro Tomás, conde de Lancaster, primo hermano del rey. Eduardo, que no podía consentir quedarse sin rentas y tener un parlamento contrario a su persona, trasladó el parlamento a Londres, donde sí que se presentaron los nobles fuertemente armados, para mostrar su poderío frente al rey e intimidarle. 
Tomás recibe la cabeza de Gaveston.
Además, nombraron una comisión de prelados y nobles para exponerle al rey las quejas de todo el reino por su mal gobierno. Sin embargo, algunos barones, a las órdenes de Tomás, capturaron a Gaveston en Scarborough, y el 19 de mayo de 1312 lo asesinaron, para terminar con aquello. Tomás de Lancaster se arrepintió de su crimen y con humildad pidió perdón a Eduardo, el cual organizó una ceremonia de reconciliación, donde amnistió a los asesinos, aunque solo lo hizo para calmar al reino, pues no perdonaba de corazón.

Al poco tiempo, Eduardo tomó como chambelán y nuevo favorito al hijo del Barón de Despenser, llamado Hugo. Si bien lo tomó en deferencia al apoyo que había recibido de Despenser frente a los barones revueltos, pronto Eduardo enloqueció por el joven, al que complacía en todo. Así, poco a poco los Despenser alcanzaron gran poder en el reino, lo cual llevó a una rebelión que comenzó en 1321. Tomás fue cercado en Boroughbridge, donde se refugió en una capilla, diciendo, mientras miraba al crucifijo; "Señor, me rindo a ti y a tu misericordia". Fue apresado y arrastrado, le vistieron como a un plebeyo y y lo llevaron por el río a York, donde fue recibido con todo tipo de insultos. Luego fue llevado a su castillo de Pontefract, y en el mismo salón de su casa fue juzgado, sin derecho a defensa ni propia ni de terceros. Se le condenó a ser despellejado y descuartizado vivo, para ser decapitado luego, pero su sangre real hizo que el rey le conmutase la pena por la sola decapitación, sin dolor ni escarnio. Para humillarle le pusieron un viejo gorro en la cabeza, lo subieron a un pony y lo así lo llevaron a ejecutar, en medio de burlas y desprecios, mientras un religioso dominico lo reconciliaba con Dios. Fue decapitado en una colina cercana a su castillo.

Tomás conducido al suplicio.
Aunque no aparece por ningún lado lado la fe católica como causa de su muerte, pronto se le comenzó a venerar tal cual y no pocos milagros ocurrían a la vera de su sepulcro en la iglesia del priorato de Pontefract. Alarmado, Eduardo II mandó cerrar el priorato para detener a los peregrinos, pero nada pudo hacer contra la devoción popular. Cinco años después de su muerte, el parlamento pidió al nuevo rey Eduardo III que solicitara al papa Juan XXII la canonización de Tomás de Lancaster. Y este monarca accedió y comenzó a edificar una capilla en la colina del “martirio”. En 1330 se repitió la petición al mismo papa. Nunca fue canonizado oficialmente, pero recibió culto por parte de del pueblo durante siglos, incluso hay una crónica de un monje de Saint Alban, datada en 1389 que dice "este mismo año fue Tomás de Lancaster canonizado, porque se decía que no debía ser canonizado hasta el momento en que todas los que estaban contra él hubieran sido destruidos, y todos ellos ya lo son". Aunque no hay vestigio del culto oficial, sí que fue venerado hasta la persecución de los anglicanos hacia los católicos, cuando sus huesos fueron profanados. En 1828 sus huesos fueron reconocidos por una comisión, en 1885 desaparecieron, para aparecer posteriormente.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.


A 22 de marzo además se celebra a 
Beato Eelko, premonstratense mártir.
Santa Lea de Roma, viuda y religiosa.

martes, 21 de marzo de 2017

Por los iconos al destierro.

San Jacobo el Confesor, obispo. 21 de marzo.

Fue un joven piadoso que desde los albores de su juventud se dedicó al eremitismo. Fue monje en el monasterio de Studium, donde recibió las órdenes sagradas. Vivía piadosa y austeramente, consagrado al estudio de las Escrituras y a la oración. No hay certeza del año en que fue nombrado obispo de Catania. Fiel a la ortodoxia y al papa San Gregorio III (28 de noviembre), se enfrentó al emperador León por el asunto de las imágenes. Defendió el culto a estas y se opuso a la destrucción de las imágenes sacras. Por ello fue apresado, castigado con el hambre y golpeado varias veces, sin embargo, permaneció fiel a la verdad católica. Finalmente fue exiliado. Aunque se le hace padecer bajo Constantino Coprónimo, lo cierto es que casi vivió un siglo después, pues subió al cielo en 824.

A 21 de marzo además se celebra a

San Serapión de Arsinoe, monje.
San Absalon de Lund, obispo.

lunes, 20 de marzo de 2017

Santos Mártires, ¡rogad por nosotros!

Santos Mártires de la laura de San Sabas, monjes mártires. 20 de marzo.


Los monjes mutilados.
La crónica del sufrimiento y martirio de estos 20 monjes de las lauras del célebre San Sabas (5 de diciembre), en Jerusalén, aparece recogida dentro de las "actas" de San Esteban, monje del monasterio. Aunque el manuscrito que se conserva tiene algunas inexactitudes, se puede considerar veraz en lo grosso de la narración:

En 797, habiendo los musulmanes invadido varios monasterios y profanado estos santos lugares, entre ellos el monasterio de San Caritón (28 de septiembre), los monjes de la laura de San Sabas se reunían día y noche en la iglesia principal para orar en común para que Dios les librara de los musulmanes, o les diera fuerzas para padecer por la causa de Cristo. El 13 de marzo de ese mismo año un monje avistó una caballería de moros que se acercaba y dio la alarma. Algunos monjes se adelantaron y pidieron a los musulmanes que les dejaran seguir con sus vidas en alabanza a Dios, pero los infieles solo se burlaron de ellos, y les respondieron asaeteándolos. Algunos resultaron heridos y otros fallecieron. Toda una semana asolaron los árabes la laura, que era de difícil acceso.
El día 20 una segunda caballería se acercó al monasterio, luego de asolar las lauras de San Eutimio (20 de enero). Algunos monjes huyeron por los desiertos, otros se fueron a la iglesia a orar y otros se fueron a sus celdas a seguir su vida de siempre y que fuera lo que Dios determinara. El manuscrito sobreviviente tiene una laguna, pues falta un trozo. Continúa narrando como los moros fueron martirizando a los monjes. A Juan le apedrearon y le arrastraron hasta la iglesia, donde le mutilaron salvajemente, desangrándose. Al monje Sergio, sacristán, que había escondido los vasos sagrados, le cortaron a trozos sin que dijera donde había ocultado los cálices. Unos monjes que habían hallado refugio en una cueva se salvaron porque un novicio llamado Patricio salió diciendo que él era el único que había allí. Junto a otros monjes fue llevado a una cueva que fungía como casa para peregrinos, donde fueron amenazados, golpeados y heridos para que entregaran los "tesoros" (se referían los criminales a los vasos y vestiduras para el culto). Pero ya habían sido ocultados y se negaron a decir donde.

Los musulmanes preguntaron cual era el monje médico (solía haber uno en cada monasterio y era casi una autoridad junto al abad), pero los monjes callaron. Por ello los moros los metieron en lo más profundo de la cueva y taparon la entrada con espinos y ramas a los que prendieron fuego, impulsando el humo dentro, para asfixiarlos. Pero los monjes resistieron el tormento y no respondían a los insultos y requerimientos. Los musulmanes apagaron el fuego y ordenaron que se presentara el abad (no estaba allí). Los monjes solo callaban y rezaban, por lo que de nuevo fueron metidos en la cueva, incendiada la entrada y taponado todo resquicio de aire puro. Cuando pasó un tiempo, los musulmanes se fueron, saquearon el monasterio y partieron con todo lo que pudieron llevar. 

Los monjes sobrevivientes, al día siguiente salieron de sus escondites, fueron a la cueva y hallaron a los hermanos muertos, que habían rendido sus almas por fidelidad a Cristo. Fueron sepultados con honores y les veneraron durante siglos, hasta hoy. Algunos nombres se han conservado, como Juan, Sergio, Patricio, Cosme, Anastasio y Teoctisto.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.


A 20 de marzo además se celebra a
Santa Photini, la Samaritana.
Santa Claudia de Amisus, mártir.

domingo, 19 de marzo de 2017

Desterrado y sin reinar.

San Alkmund de Lilleshall, príncipe mártir. 19 de marzo.

No es mucho lo que de este príncipe, venerado como santo por la antigua Iglesia de Inglaterra, antes del cisma de Enrique VIII. Fue hijo de Alcred (o Alcfred), el cual tomó el trono de Northumbria en 765, luego de una historia de destierros, asesinatos y guerras. Su padre fue exiliado en 774, y no fue sino hasta 788, asesinatos en medio, que Osred, hermano mayor de Alkmund logró ceñir la corona. Pero Osred fue depuesto por Ethelwald, para luego asesinarle en 792. En 797 el rey Eardulf, mandó asesinar a Alkmund en el año 800, luego de casi 20 años de destierro y privaciones por parte del príncipe. Si bien ninguno de estos reyes y pretendientes al trono ha sido considerado santo, con Alkmund no pasó lo mismo. El recuerdo de su tiempo de destierro entre los pictos siempre fue recordado por estos como un tiempo en que gozaron de su piedad, dulzura y amor por la paz, en medio de tanta sangre. 

A su muerte fue sepultado en Lilleshall, Shropshire, y allí se veneraron sus reliquias hasta inicios del siglo X, cuando Santa Eathelfled o Edfleda (12 de junio), reina de Mercia, las trasladó a Shrewsbury. Sobre 1145 las reliquias fueron depositadas en la iglesia de Todos los Santos de Derby, que tomó el nombre de San Alkmund. Probablemente con la persecución de los anglicanos, las reliquias desaparecieron y la memoria del santo desapareció. En 1868, en las obras forzosas de demolición de la iglesia, apareció el sepulcro del santo, que fue llevado al museo local.

Fuentes:
-Vidas de los Santos. Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.

http://www.earlybritishkingdoms.com/adversares/bios/alcmund.html

A 19 de marzo además se celebra a
San Landoald de Gante, presbítero y mártir.
Beato Andrés Gallerani, laico fundador.

sábado, 18 de marzo de 2017

San Tetric, de raza de obispos.

San Tetric de Langrés, obispo. 18 de marzo.

Fue hijo del obispo San Gregorio de Langrés (4 de enero) y de Armentaria. Su hermano Gregorio fue el padre de San Gregorio de Tours (17 de noviembre), que es quien da noticias de su abuelo y su tío, nuestro santo. Tetric fue casado con una mujer de la que no consta nombre, y su hijo fue San Gondulf (3 de septiembre), que a su vez será ascendiente de varios monarcas, obispos y santos emparentados entre sí. Sobre su infancia y juventud no sabemos casi nada, pues su sobrino retoma su biografía cuando es elegido obispo de Langrés para suceder a su padre, sobre 540. 

Fue un obispo fiel, solícito pastor y defensor de sus fieles, evangelizador y caritativo. Gregorio de Tours nos cuenta que un domingo, estando celebrando la liturgia en la iglesia de San Juan, apareció Chramn, el hijo rebelde del rey Clotario, pidiendo consultar la Palabra de Dios para hallar la voluntad divina. Tetric puso sobre el altar tres libros sagrados: el Antiguo Testamento, los Evangelios y las Epístolas. Mientras el clero oraba, Chramn abrió el primer libro y leyó a Isaías 5, 4-5: "¿Qué más se puede hacer por mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿Por qué, cuando esperaba que produjera uvas buenas, produjo uvas silvestres? Ahora pues, dejad que os diga lo que yo he de hacer a mi viña: quitaré su vallado y será consumida; derribaré su muro y será hollada". Luego abrió el joven el libro de las Epístolas y leyó I Tesalonicenses 5, 3: "cuando estén diciendo: Paz y seguridad, entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán". Y finalmente, abrió el príncipe el Evangelio de San Mateo 7, 26-27 y se leyó que "todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción". Con semejantes oráculos, el príncipe rebelde se fue muy desanimado, huyendo a Aquitania, y de allí a Bretaña. Pero Clotario lo alcanzó, y encerrándole a él, a su mujer y a sus hijos en una choza, los quemó vivos a todos. 

Y poco más sabemos sobre San Tetric, salvo que viendo la constante veneración del pueblo y los milagros que ocurrían ante la tumba de su padre, elevó las reliquias al centro del ábside de la basílica de San Juan, pudiendo comprobarse en dicha elevación que el cuerpo estaba incorrupto y el rostro mostraba gran felicidad. Tetric murió en 572. Fue sepultado junto a su padre, y en una fecha indeterminada sus reliquias se trasladaron al baptisterio de la abadía de San Benigno de Dijon, junto a su padre. En 1858, haciendo unas obras de reconstrucción en la iglesia las reliquias de ambos fueron halladas y trasladadas a la cripta de la misma abadía.


Fuentes:
-Ascent of the saints. BRIAN DANIEL STARR. 2010.
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.



A 18 de marzo además se celebra a
San Cirilo de Jerusalén, obispo y carmelita.
San Alejandro de Jerusalén, obispo y mártir.

viernes, 17 de marzo de 2017

Arnik, leyenda de cabo a rabo.

San Arnik de Averbodes, ermitaño premonstratense. 17 de marzo.

Su "vita" fue escrita por el premonstratense Nicolás Hooghlant, en el siglo XVII, por lo que es bastante tardía, y la escribió con la total certeza de que copiaba relatos fidedignos, sin embargo, esta historia es solo una ficción creada en el siglo XIV por el abad premonstratense Vaes de Averbode, basándose en relatos populares medievales moralizantes, y mezclándolo con personas reales. Como si alguien recreara una versión "santa" de la Caperucita Roja, para entendernos.

Según la "vita", Arnik habría sido hijo de Arnold I de Diest y mujer Imena, a la que se le llama beata. Desde niño fue amigo de Cristo (aquí está el origen de todo: Arnik es una corrupción de "amicus", o sea "amigo"), por lo que era muy piadoso, amante de la lectura, la oración y de ayudar a otros niños pobres. Muy joven se fue a Tierra Santa con su amigo el Beato Bartolomé de Tienen (24 de agosto). Allí visitaron los Santos Lugares y luego se enrolaron como cruzados. A su regreso, Arnik tomó el hábito premonstratense en Averbode de manos del abad Steppo. Su amigo Bartolomé le pidió consejo sobre si quedarse en el mundo o hacerse religioso. Es noche Arnik tuvo un sueño en el que vio salir tres ramas del vientre de Bartolomé, y como por las ramas se paseaban monjas y monjes. Cuando Bartolomé volvió, le dijo que debía casarse, pues sería padre de infinidad de religiosos y religiosas. Y es que, efectivamente, la leyenda le hace ser el mismo personaje que el padre de la Beata Beatriz de Nazaret (29 de agosto), la Beata Sibila de Aywières (9 de octubre) y otros beatos cistercienses. Y él mismo sería fundador de monasterios.

Arnik, con 21 años, se construyó una ermita en el bosque frente a la abadía donde practica rigurosos ayunos y penitencia, y largas horas de oración. Tenía mucha devoción a una imagen de Cristo atado a la columna, a la que dirigía todas sus plegarias. Un día apareció por la ermita un venerable religioso que le aconsejó debía moderar sus penitencias, Arnik le hizo caso y moderó su rigurosa vida ascética y dejó de hacer tanta oración. Pero un día que visitaba la abadía, una imagen de la Santísima Virgen se animó y le reveló que aquel era el diablo, que le había tentado y él había caído, por lo que debía regresar a su retiro y vivir fervorosamente. Inmediatamente, Arnik volvió a su ermita y redobló toda su vida ascética, siendo más penitente y fervoroso que antes.

Arnik realizó muchos milagros, como detener un incendio que amenazaba su bosque. Resucitó al señor local, Otto Malbergen, cuando le llevaban a enterrar. Y es que aún debía purgar sus pecados pasados y futuros, profetizó el santo. Y en breve se vio: perseguía Otto a su hermano Adelbert para darle muerte, cuando cerca de Averbode, le alcanzó y levantó el brazo para acuchillarle, pero en ese instante el brazo quedó rígido, y así estuvo hasta que llegó Arnik. Otto se arrepintió de lo que iba a hacer, pidió perdón a su hermano y quedó libre de la parálisis. Luego abandonó el mundo y tomó el hábito premonstratense. Pero su milagro más conocido y que ha pasado a su iconografía es otro: una pobre mujer fue al bosque a recoger bayas, pero antes puso a su bebé bajo un árbol, de donde lo agarró una loba y se lo llevó. Arnik vio el hecho y con la señal de la cruz, hizo que la loba regresara y sin más, dejara el niño donde estaba. El infante solo llevó como marca toda su vida una cicatriz en el hombro.

Según su leyenda, Arnik habría fallecido el 17 de marzo de 1208 y enterrado en la abadía de Averbode, donde hubo algún culto por parte de los premonstratenses, pero fue poco en realidad.


Fuente:
-"Meditaciones para los Domingos y Fiestas Sagradas". R.P JOAHNNES LUDOLFUS VAN CRAYWINCKEL. Bruselas, 1778.


A 17 de marzo además se celebra a
Santa Gertrudis de Nivelles, abadesa.
Beato Juan Nepomuceno Zegrí, presbítero fundador.

jueves, 16 de marzo de 2017

Santa Eusebia, para los embarazos.

Santa Eusoye (Eusebia) de Hamage abadesa. 16 de marzo y 18 de noviembre, elevación de las reliquias.

Fue hija de San Adalbald de Douai (2 y 4 de febrero) y de Santa Rictrudis (12 de mayo), y hermana de San Maroncio (4 de febrero), al que San Riquier (26 de abril) salvó milagrosamente de morir aplastado por un caballo. Sus hermanas fueron Santas Clotsindis y Adalsindis (30 de junio). Su madrina fue la reina Nanthildis. Sus padres se habían casado por amor, en contra de la oposición de los familiares de Rictrudis. Fue un matrimonio piadoso, amante de la caridad y la piedad. En 652, durante un viaje a Périgueux, los parientes de Rictrudis mataron a Adalbald.

San Amando (6 de febrero) aconsejó entonces a Rictrudis que tomara el velo monástico, cosa que hizo ella junto a sus dos hijas mayores Clotsindis y Adalsindis, en el monasterio de Marchiennes, diócesis de Bauvais, el cual junto a su marido había fundado. Eusoye quedó al cuidado de Santa Gertrudis (6 de diciembre), su abuela materna y a la sazón, abadesa del cercano monasterio de Hamage (a 500 pasos). La abuela murió cuando Eusoye tenía 12 años, y no sabemos si ya había tomado el hábito monástico, pero es probable que sí, pues a los 12 ya se consideraban a las mujeres aptas para el matrimonio o la vida religiosa. 

La leyenda cuenta que, como era muy niña, su madre la llevó consigo a Marchiennes, pero Eusebia cada noche se transportaba milagrosamente a Hamage, donde tocaba la campanilla y las puertas del monasterio se abrían solas, para que pudiera entrar y pasar la noche en oración. Una noche la sorprendió su hermano San Maroncio y pensando se había escapado, pretendió pegarle con su vara, pero esta se partió en dos antes de tocar a la niña. Visto este portento, Rictrudis dejó que la niña regresara a Hamage, como se veía era voluntad de Dios. Allí fue Eusoye una religiosa ejemplar, pronta para la obediencia, la oración y el trabajo. La leyenda igualmente dice que a los 13 años ya fue elegida abadesa, y que llevó al monasterio a su culmen de piedad y sabiduría. No hay que exagerar, probablemente fue elegida mucho después.

A los 10 años de abadesa, falleció el 16 de marzo de 670, luego que Dios le revelara el día y la hora. Fue sepultada en Hamage, y pronto su sepulcro se hizo famoso por los milagros que la santa dispensaba a los que la invocaban. El 18 de noviembre de 686 se consagró una nueva iglesia abacial y las reliquias fueron elevadas solemnemente. Sobre 690 su nombre fue inscrito entre los santos de la diócesis, aunque luego sus reliquias se trasladaron a Marchiennes en el siglo X, por miedo a las invasiones normandas. De hecho saquearon la abadía en una incursión. Por las necesidades pasadas por las monjas de Marchiennes, el relicario fue vendido y las reliquias pasadas a un arca de madera. En 1133 los monjes (el monasterio pasó a ser masculino en el siglo XI) las pusieron en un nuevo y hermoso relicario de plata. En 1793 se trasladaron nuevamente a París por miedo a los revolucionarios. En el arzobispado de esta ciudad se conservaron hasta el 19 de julio de 1830, cuando este edificio fue incendiado y saqueado. Sin embargo, su culto en Hamay perduró y aún existe, siendo la patrona de la iglesia parroquial. Se le invoca como abogada para lograr embarazos y llegar a buen parto.


Fuentes:
-"Vie des saints du diocèse de Beauvais". Abbé AGATHON SABATIER. Beauvais, 1866.
-http://sainte-eusoye.fr


A 16 de marzo además se celebra San Heriberto de Colonia, obispo.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Zacarías, papa, pacífico y santo.

San Zacarías, papa. 3, 15 y 22 de marzo.

El papa y Luitprand hacen la paz.
Fue Zacarías, griego de nacimiento, y su padre, llamado Policronio, le educó en las ciencias y la religión. Algunas tradiciones le hacen monje, y por ello en ocasiones se le ve ataviado con el hábito benedictino, y no ha faltado quien le haga carmelita. Ciertamente, fue ordenado presbítero por San Gregorio II (11 de febrero) y fue muy cercano a este papa y a San Gregorio III (28 de noviembre). En 741, luego de la muerte de este, se encontraba la Iglesia en una delicada situación: dado el apoyo del papa anterior a Spoleto frente a los lombardos, estos saquearon Roma y la basílica de San Pedro, y la ciudad estaba tomada por las tropas de Carlos Martel, al servicio del papa. El clero romano eligió a Zacarías por su vida recta, su erudición y su buen hacer al servicio de la Iglesia. Su primera acción fue hacer la paz con Luitprand, rey de los lombardos, al que envió misivas de paz. Ambos se encontraron en Terni, y Luitprand liberó a los prisioneros, dejó las ciudades tomadas y prometió lealtad al papa por el bien y la paz de todos. Igualmente Zacarías confirmó esta paz con sus sucesores, con alegría de los romanos y lombardos. También alivió la tensión con el emperador Constantino Coprónimo, muy violento con el asunto del culto a las imágenes, un asunto heredado de su antecesor.

También se preocupó el papa por los asuntos internos de la Iglesia. Reformó costumbres del clero, restauró iglesias, organizó la caridad a los pobres, compró la libertad de muchos esclavos, y se preocupó de la revisión de los libros litúrgicos. Alentó las misiones, especialmente a San Bonifacio (5 de junio), a quien dio poderes especiales para su misión en Alemania. Donó las reliquias de San Arsacio de Milán (12 de noviembre, 18 de mayo; y 17 de junio, traslación de las reliquias) a los canónigos regulares de Ilmmünster, Alemania. Restauró la iglesia romana de San Eusebio (14 de agosto). Cuando en 743 el concilio de Soissons elevó la diócesis de Reims a arquidiócesis, la palabra de Zacarías fue escuchada al elegir a San Abel (5 de agosto) como arzobispo, sucediendo a San Rigoberto (4 de enero y 17 de junio).

El papa libera
esclavos.
Por medio de San Burchard de Wurtzburg (2 de febrero y 14 de octubre) Zacarías escribió a Pipino que no debía rechazar la oportunidad de ser coronado rey de los francos, y para ello le daba su bendición, aunque lo hizo muy cautelosamente, sin decir claramente que Childerico III debía ser depuesto, sino simplemente escribió que "quien ostentase el poder debería ser el rey". La causa de este apoyo está en que, aunque había paz con los lombardos, el papa deseaba tener un protector más fuerte, y podía ser el rey franco. Y de hecho Pipino fue coronado rey de los francos el 1 de mayo de 752. Pero Zacarías no llegó a ver dicha coronación porque había fallecido el 3 de marzo anterior. Fue sepultado el día 15 del mismo mes. Fue sepultado en la basílica de San Pedro, aunque su primitiva tumba fue demolida para hacer la actual basílica, donde se veneran sus reliquias.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo II. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.


A 15 de marzo además se celebra a Santa Lucrecia de Córdoba, mártir.

martes, 14 de marzo de 2017

Santa Matilde.

Santa Matilde, emperatriz. 14 de marzo.

Fue hija de Dietrich, conde de Ringelheim, descendiente de la más noble sangre sajona y de Reinhild, descendiente de los reyes daneses. Muy niña y buscando su educación, sus padres la entregaron a su abuela Eduviges, abadesa de Erfurt. A los 14 años se casó con Enrique Fowler, hijo de Otón de Sajonia. Aunque su "vita" oficial dice que Enrique la conoció y se enamoró de ella perdidamente, la verdad es diferente: Enrique ya estaba casado con Hathburg de Altstadt, a la que igualmente había sacado de un monasterio para hacerla su mujer, y con ella tuvo a Thankmar, su primogénito. Cuando conoció a Matilde y su sangre, repudió a su mujer, la envió de vuelta al monasterio y tomó a Matilde como esposa. Ambos fueron felices, tuvieron tres hijos: Otón I, Enrique, duque de Baviera y San Bruno de Colonia, obispo (11 de octubre). Juntos mejoraron la vida de sus súbditos, dictaron leyes justas, construyeron puentes, hospitales y asilos para enfermos, favorecieron a la Iglesia con donaciones, tierras y privilegios fiscales. Por su parte, Matilde hacía la caridad siempre que podía, con limosnas, la atención y visita a pobres y enfermos. Era amiga de la oración, el silencio y la liturgia. Impuso la sobriedad en comidas, vestidos y fiestas en la corte.

Después de la victoria sobre los húngaros, ambos reyes promovieron la devoción a San Miguel Arcángel (29 de septiembre; 25 de abril, aparición en Roma y en Tlaxcala; 6 de septiembre, aparición en Honaz; 19 de septiembre, aparición en Colosas, 8 de mayo,"in Monte Gargano"; 16 de octubre, aparición en Mont Saint-Michel), a quien achacaron la victoria, por la piedad de los alemanes frente a los paganos húngaros. Enrique Fowler falleció en 936, cuando proyectaba con Matilde una visita a Roma. A su muerte, su hijo Otón fue elegido emperador por los electores, y Matilde hubo de purgar el haberse convertido en emperatriz a costa de la suerte de otra mujer: Otón, convencido de que su madre gastaba mucho dinero en obras de caridad, la apartó del trono y la envió a Ravensberg. Lo peor es que fue Enrique, el hijo segundo y favorito de Matilde, quien instigó para ello. Y más aún, su hijo tercero y obispo de Colonia, Bruno, se desentendió del asunto. Sin embargo, en menos de un año Enrique enfermó gravemente y todos pensando era un castigo del cielo por desterrar a su madre, la hicieron volver a la corte imperial. Ella solo los abrazó, como una madre, sin decir palabra. 

Pero su calvario por haberse casado con un divorciado no terminó, sino que se acentuó y más. Thankmar, hijo mayor de su marido, inició una guerra, apoyado por los sajones, contra Otón por ocupar el trono y porque este se había apoderado de su herencia materna. Otón marchó contra él y le acorraló en la iglesia de Everburg y ante el altar le asesinó. Eberhardt, duque de Franconia, aliado de Thankmar, suplicó a Enrique que intercediera por él ante Otón. Y Enrique lo que hizo fue traicionar a su hermano, aliándose con Eberhardt para tomar para sí la corona imperial. Otón, que no sabía nada, perdonó al duque de Franconia. Apenas Otón se descuidó, Enrique y Eberhardt le atacaron en Zante, pero fueron derrotados. Otón perdonó a Enrique, que le fue fiel en adelante, aunque no por ello dejó de ser un cruel gobernante.

En medio de todo esto, Matilde hacía penitencia y oraba constantemente por sus hijo, padeciendo por sus pecados y los de su pueblo. Además, hacía obras de caridad, visitaba y consolaba a los pobres, socorría a los huérfanos a los que las guerras provocadas por sus hijos había dejado sin padres. Visitaba a los presos y lograba la libertad para los condenados de delitos menores, organizó la caridad con algunas mujeres, para visitar a los necesitados y socorrerles. Pero, según su "vita", escrita por orden de su nieto San Enrique Emperador (13 de julio), dolida por los actos de sus hijos, y buscando la paz, se retiró al monasterio de Nordhausen, que ella misma había fundado. Allí pasó sus días en penitencia y oración, y allí se le unió su nieta Matilde, que llegaría a ser abadesa. Biznieta y tataranieta suyas fueron, las Beatas Matilde y Richezza (21 de mayo), respectivamente. 

La santa reina murió el 14 de marzo de 968 y fue enterrada en la iglesia de Quedlinburg, en la misma tumba de su marido.

 

Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.


A 14 de marzo además se celebra a San Lubin de Chartres, obispo.

lunes, 13 de marzo de 2017

San Pient de Poitiers, obispo.

San Pient de Poitiers, obispo. 13 de marzo.

Fue hijo de un humilde obrero que trabajó en la construcción de la catedral de Poitiers. Y solo esto sabemos de su infancia y juventud. Luego lo hallamos como obispo de la misma ciudad, y trabajando en colaboración con la reina Santa Radegundis (13 de agosto) en la construccion del monasterio de Santa Cruz, donde la misma reina tomaria el velo monastico.

Tambien sabemos que en 564, mientras visitaba su extensa diócesis, estuvo a punto de morir en un naufragio junto a la isla Maillezais, pero prometió a Dios que si se salvaba junto a los marinos, constuiría una iglesia en el sitio donde tomaran tierra. La tormenta se calmó y el barco llegó calmadamente a la playa en Melle, donde construyó una ermita en acción de gracias. Y sin embargo, si bien no murió en el mar, lo hizo poco después, el 13 de marzo del mismo año y en la misma visita pastoral, sin volver a Poitiers.

Por San Gregorio de Tours (17 de noviembre) sabemos que su sucesión fue agitada, pues no fue elegido quien el había designado, sino que el rey Caribert eligió a otro en su lugar, dando pie a un problema que no se solucionaría sino mucho después.


Fuente:
-"Dix mille saints: dictionnaire hagiographique". A. SIGIER. 1991.


A 13 de marzo además se celebra a Santa Eufrasia virgen carmelita.

domingo, 12 de marzo de 2017

San Muran, abad.

San Muran de Fahan, abad. 12 de marzo.

Fue hijo de Feradhach, descendiente de los Kinel-Owen, y su madre fue Derinilla, apodada "la cuatro pechos" en alusión a que sus cuatro hijos fueron de maridos diferentes, pues estuvo casada cuatro veces. Nació, según su biógrafo, a inicios del siglo VII. Fue el fundador de la abadía de Fathain, situada en tierras de su familia, por lo que, curiosamente, el título de abad era hereditario de tíos a sobrinos, o sobrino-nietos. Falleció sobre 645. En su abadía, que hoy día es una iglesia parroquial que lleva su nombre, se veneraban sus reliquias hasta el siglo XVII, cuando fueron profanadas por los herejes ingleses. Solo se salvó un trozo de su báculo, con el que se obraban portentos, y que era usado por el clan O'Neill para jurar su cargo. También se conserva una campana que dicen perteneció al santo, pero que tal vez era del monasterio.


Fuente:
"Vidas de los santos irlandeses". C. O’HANLON.


A 12 de marzo además se celebra a San Pol de Léon, obispo.

sábado, 11 de marzo de 2017

Santa Rosina, ¿mártir?

Santa Rosina de Wenglingen, virgen y mártir. 11 de marzo.

Capilla de Wenglingen.
Sobre esta santa, también conocida como Rosamunda, y otrora muy venerada en algunas regiones de Alemania, poco se puede decir de certero, salvo dar noticias de su culto. Tradicionalmente se le ha llamado "virgen y mártir", sin que esto conste efectivamente. Tradiciones locales la hacen eremita de la región de Wenglingen que fue martirizada mientras oraba. Algunos la hacen retroceder hasta los tiempos de la persecución, pero realmente pudo ser asesinada, si lo fue, mucho después y por otras causas ajenas a la fe, como Santa Sura (10 de febrero), por ejemplo.

En el siglo XIII ya consta la veneración de sus reliquias y una iglesia dedicada a su nombre en Wenglingen, y algunos historiadores han rescatado crónicas sobre las peregrinaciones primaverales para venerar sus reliquias, especialmente el 11 de marzo y el sábado posterior a la Ascensión. 



Fuente:
https://www.heiligenlexikon.de/BiographienR/Rosina_Rosamunde.htm

A 11 de marzo además se celebra a San Jorge el Sinaíta, abad.

viernes, 10 de marzo de 2017

Contra ratones, Santa Kakukabilla

Pregunta: ¿Sabe usted algo sobre Kakukabilla?

Respuesta: Esta pregunta, nacida de las conversaciones y discusiones que solíamos tener hace tiempo en Flickr, surgió al identificar yo a una imagen de una santa de representación tan extraña, como extraño es su nombre:

Santa Cutubilla.
Adelberg.
Santa Kakukabilla (Cutubila, Kakwkylla, Kacacila, etc.) de Württemberg, abadesa. 10 de marzo.

Es esta una santa de la que es complicado versar algo sobre su vida, principalmente porque ni vida tiene, ya que no existió y se trata solamente de un culto popular nacido entre los siglos XI y XII. ¿Y de dónde salió? Pues lo más certero que han averiguado los historiadores, como Wilhelm Friedrich, es que es una corrupción del nombre de San Columquille (9 de junio), Columba, como conocemos en español al santo abad de Iona. Sin embargo, para dotarle de una "vita", se copiaron hechos de la de Santa Gertrudis de Nivelles (17 de marzo).

Según esta leyenda, Kakukabilla fue hija de un rey franco que a los 10 años fue prometida a un príncipe, pero ella se negó rotundamente, puesto que deseaba ser solo para Cristo. Finalmente pudo entrar a un monasterio de Württemberg, del que sería elegida abadesa. Fue muy culta, orante y penitente. Como de Gertrudis, igualmente hay ambigüedad con su protección sobre las plagas de ratas, pero la leyenda se encarga de decir que mientras hilaba, el diablo en forma de ratas intentaba enredarle el hilo para desesperarla y probarle su paciencia. 

Sus representaciones son escasas y se encuentran localizadas en el Norte de Europa. En el monasterio de Santa María de Adelberg, Göppingen, hoy templo luterano, aparece en un bellísimo retablo gótico del siglo XV, formando parte de un cortejo de santos (Ulrich, Catalina, y Liborio) en torno a la Virgen María. Otra representación queda en la capilla en Zeitlarnde, Ratisbona. Y una tercera en la iglesia de Film, Uppsala. En todas, tiene su atributo típico y que la hace reconocible: los ratones que, o suben por su báculo, o se mantienen a sus pies. Sin embargo, en el Tirol se hallan imágenes de un santo varón con la misma iconografía y el mismo nombre "Cutubille". 

El culto a Kakukabilla fue prohibido tardíamente, luego del siglo XV, aunque sus imágenes permanezcan, y fue prohibido por ciertas prácticas supersticiosas que le rodeaban, relacionadas con las ratas, impedir los matrimonios y los nacimientos de los hijos de "las rivales". Otra práctica era escribir el nombre de la santa en las cuatro esquinas de las casas para impedir el acceso a las ratas o a los diablos. 


Fuente:
-"Santa Kukabilla. Huellas de una santa misteriosa de nuestra iglesia medieval". MATS AMARK.


A 10 de marzo además se celebra al Beato Elías del Socorro Nieves, agustino mártir.

jueves, 9 de marzo de 2017

San Gregorio de Nisa.

San Gregorio de Nisa, obispo. 9 de marzo, 10 de enero, 14 de octubre y 22 de noviembre.


Nació sobre el año 331 y fue nieto de Santa Macrina la Anciana (19 de julio), hijo de Santos Basilio y Emmelia (30 de mayo), y hermano de San Naucracio (7 de enero), San Basilio Magno (2 de enero y 14 de junio), San Pedro de Sebaste (9 de enero) y Santa Macrina la Joven (19 de julio). Era el hijo menor y sus padres murieron siendo él un niño, por lo que sus hermanos Basilio y Macrina fueron como sus padres. Fue educado en la fe y la rectitud cristianas. 

Muy joven, antes de ser presbítero, se casó con Santa Theosebia (10 de marzo), de la cual San Gregorio Nacianceno, dirá años después "era su compañera de ministerio (…) verdaderamente santa esposa de un presbítero". Sin embargo, en principio, aunque Gregorio había tomado las órdenes de Lector, no pensaba dedicarse al servicio eclesiástico, sino que comenzó una carrera de retórico. Y el mismo Gregorio Nacianceno (1, Iglesia Siria, 2; 19, traslación de las reliquias, 25, traslación de las reliquias y 30, Sinaxys de los Tres Patriarcas, de enero; 9 de mayo; 11 de junio, traslación de las reliquias, y 23 de agosto, Iglesia de Georgia), gran amigo suyo, le reconvino, manifestándole que claramente Dios le quería como presbítero de su Iglesia. Así que, en 371, fue ordenado sacerdote y consagrado obispo por su hermano Basilio. El cardenal Baronio intentó en su día demostrar (partiendo del tratado "De virginitate" del mismo San Gregorio) que desde ese momento, ambos esposos vivieron en continencia, pero la disciplina eclesiástica oriental nunca contempló el celibato obligatorio para los presbíteros, y la occidental no lo haría definitivamente hasta el siglo XIII. 

Ya siendo obispo de la ciudad de Nisa, y es luego de este hecho cuando se separó de su mujer, que eligió la vida anacorética al mismo tiempo que fungía como diaconisa. Como obispo fue nuestro santo un excelente defensor de la fe católica frente a la herejía arriana, y por ello fue desterrado, imperando Valente, monarca filoarriano, que hizo lo mismo con otros obispos fieles a la verdad catolica, como San Cirilo de Jerusalen (18 de marzo). Ocho años estuvo el santo lejos de su sede, vagando de un sitio a otro de Oriente, siempre padeciendo los ataques de los herejes, pero siempre defendiendo la fe católica. En 375 subió al trono el emperador Graciano "el Joven", que era católico y terminó con la injusticia, devolviendo a Gregorio a su sede de Nisa. En 379 el santo asistió al sínodo de Antioquía, donde se trató el problema del cisma antioqueno, y le fue encomendada la misión de visitar las iglesias de la península arábiga. En 381 asistió al concilio de Constantinopla, donde dirigió las exequias y predicó el sermón lautatorio de San Melecio de Antioquía (12 de febrero). En 383, San Teodosio I (17 de enero), concedió a Gregorio que pudiera utilizar carrozas y caballos para sus traslados, algo reservado solo a los altos funcionarios y al mismo emperador. En 385 predicó en los funerales de la emperatriz Aellia Flacilla. En 394 fue uno de los obispos consagrantes de la iglesia de Ruffini, Constantinopla.


El santo llora la muerte
de su hermana Macrina.
Se desconoce la fecha de la muerte de San Gregorio de Nisa, la cual le llegó a edad avanzada, sobre el año 400. Sus obras apologéticas y teológicas han sido fundamentales para la fe de la Iglesia. Y os dejo con algo de sus escritos:


"A la manera que, en las cosas humanas, los artífices dan a los instrumentos que fabrican aquella forma que parece ser la más idónea al uso a que se destinan, así el Artífice sumo fabricó nuestra naturaleza como una especie de instrumento, apto para el ejercicio de la realeza; y para que el hombre fuera completamente idóneo para ello, le dotó no sólo de excelencias en cuanto al alma, sino en la misma figura del cuerpo. Y es así que el alma pone de manifiesto su excelsa dignidad regia, muy ajena a la bajeza privada, por el hecho de no reconocer a nadie por señor y hacerlo todo por su propio arbitrio. Ella, por su propio querer, como dueña de sí, se gobierna a sí misma. ¿Y de quién otro, fuera del rey, es propio semejante atributo?

Según la costumbre humana, los que labran las imágenes de los emperadores tratan primeramente de reproducir su figura y, revistiéndola de púrpura, expresan juntamente la dignidad imperial. Es ya uso y costumbre que a la estatua del emperador se le llame emperador; así, la naturaleza humana, creada para ser señora de todas las otras criaturas, por la semejanza que en sí lleva del Rey del universo, fue levantada como una estatua viviente y participa de la dignidad y del nombre del original primero. No se viste de púrpura, ni ostenta su dignidad por el cetro y la diadema, pues tampoco el original lleva esos signos. En vez de púrpura se reviste de virtud, que es la más regia de las vestiduras; en lugar de cetro se apoya y estriba sobre la bienaventuranza de la inmortalidad; y en el puesto de la diadema se ciñe la corona de la justicia; de suerte que, reproduciendo puntualmente la belleza del original, el alma ostenta en todo la dignidad regia." (La creación del hombre, 4).


Fuentes:
-"Vidas de los Santos". Tomo II. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.
-http://www.vatican.va/spirit/documents/spirit_20030328_gregorio-nissa_sp.html


A 9 de marzo además se celebra a San Bosa de York, obispo.